Los Cuentos Perdidos II

El Libro de los Cuentos Perdidos fue la primera gran obra de imaginación de J.R.R. Tolkien, comenzada en 1916-1917, cuando tenía veinticinco años, y abandonada varios años después. Es en realidad el principio de toda la concepción de la Tierra Media y Valinor, y el primer esbozo de los mitos y leyendas que constituirían El Silmarillion. El marco narrativo es el largo viaje hacia el Oeste que emprende un marinero llamado Eriol (Aelfwíne) a Tol Eressëa, la isla solitaria donde habitan los Elfos. Allí conoce los Cuentos Perdidos de Elfenesse, en los que aparecen las ideas y concepciones más tempranas sobre los Dioses y los Elfos, los Enanos, los Balrogs y los Orcos, los Silmarils, los dos árboles de Valinor, Nargothrond y Gondolin, y la geografía y la cosmología de la Tierra Media.

El libro de los Cuentos Perdidos se publica en dos volúmenes. Este segundo volumen incluye Beren y Lúthíen, Túrin y el Dragón, y las historias del Collar de los Enanos y la Caída de Gondoíin. Cada cuento es seguido de un comentario -un ensayo breve, y de algún poema relacionado con el texto, y en cada uno de los volúmenes hay abundante información sobre el vocabulario y los nombres de las primeras lenguas élficas.

 

Este libro nos muestra los primeros esbozos de lo que se convertiría en la base mitológica de la conformación de la «Tierra Media». Los Cuentos relatados, al estar acompañados de notas y comentarios, ayudan al lector a entender de mejor forma el proceso creativo de J. R. R. Tolkien.

 

Aunque muchos nombres en el libro son idénticos o cercanos a los que aparecen en versiones posteriores, algunos de ellos no presentan ningún parecido con sus formas finales. J. R. R. Tolkien modificaba los nombres frecuentemente, muchas veces con nuevas variantes (rechazadas a su vez) escritas en un manuscrito único. Desconcertantemente, algunas veces los nombres utilizados para una cosa posteriormente eran usados para referirse a otra distinta, y el manuscrito original era abandonado. Por ejemplo, la casa de los elfos llamada «teleri» en El libro de los cuentos perdidos no es la misma que en El Silmarillion. Aquí los «teleri» eran los que posteriormente Tolkien llamó vanyar mientras que los solosimpi eran los posteriores teleri.

 

Existen más cambios visibles dentro del libro y este no es consistente internamente, debido en parte a que mientras Tolkien escribía tranquilamente los relatos comenzaba a reescribir e incluso desechar partes de las ideas tempranas a medida que su mundo imaginario iba cambiando. Los Cuentos finalmente fueron abandonados, pero resucitaron como parte del «Esbozo de la mitología» que se convertiría en El Silmarillion.

"Una colección de libros de un gran escritor y que te sumerge por completo en el mundo de J.R.R Tolkien lleno de fantasías y luchas épicas."

"Necesario para todos aquellos que, conociendo la obra de Tolkien, deseen profundizar más en ella."

6,3

 

Colecciona estas 

espectaculares figuras:

Comprar   Ahora:

  • Facebook LunaROJAdeFantasia.com
  • Twitter LunaROJAdeFantasia.com